DESCRIPTIO PUELLAE

El tópico literario Descriptio Puellae consiste en la descripción del ideal de la belleza femenina. Responde a una fórmula muy conocida de la poesía de varias épocas como el Renacimiento y el Barroco. El rostro es el centro de esta belleza, se habla de su cabello rubio como el oro, de su tez de color blanco, de su frente, sus cejas, sus ojos, su boca, de sus dientes, de su cuello… Normalmente la describen en orden descendente. Se centran en ideales de una belleza noble como el metal más preciado y utilizan metáforas basadas en la comparación de la mujer con elementos preciosos o con joyas. Por ejemplo, hablan de sus dientes como si fueran perlas. También manifiestan su pureza a través de la descripción de su piel blanca, símbolo a su vez de prestigio y fragilidad. La mayoría de veces la dama a la que describen es extremadamente bella y la idealizan aunque siempre es muy altiva y soberbia, de ahí que se utilicen metáforas basadas en la frialdad. El tópico eleva a la dama a una posición inalcanzable, muchas veces divina, por lo que suele tener condición de casada, estar muerta o ser inaccesible por la superioridad de su linaje. Se convierte, así, en un amor platónico, objeto de su anhelo y razón de vivir.

Muestras de Descriptio Puellae

Petrarca

Petrarca fue uno de los poetas que más dominó este tópico, mayoritariamente en sus poemas dirigidos a Laura. Por ejemplo como éste:

En la muerte de Laura

Sus ojos que canté amorosamente,
su cuerpo hermoso que adoré
constante,
y que vivir me hiciera tan distante
de mí mismo, y huyendo de la gente,

Su cabellera de oro reluciente,
la risa de su angélico semblante

que hizo la tierra al cielo semejante,
¡poco polvo son ya que nada siente!

¡Y sin embargo vivo todavía!
A ciegas, sin la lumbre que amé tanto
,
surca mi nave la extensión vacía…

Aquí termine mi amoroso canto:
seca la fuente está de mi alegría,
mi lira yace convertida en llanto.

Francesco de Petrarca

En este poema vemos cómo Petrarca describe a su amada ya muerta. Dice que toda la belleza que tenía cuando estaba viva ya no la tiene porque se fue. Vemos cómo la comparaba con elementos divinos: “la risa de su angélico semblante”.

Veamos unos ejemplos de poetas españoles:

Garcilaso de la Vega

Soneto XXIII

En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto
,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió
, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

En este poema Garcilaso combina los tópicos literarios Carpe Diem y Descriptio Puellae que son dos tópicos complementarios. Incita a su amada a aprovechar su juventud amando ya que es joven y bella,  porque luego no será tan amada como lo puede ser en ese momento: la primavera de su vida. Como siempre, vemos los elementos comparativos más frecuentes del tópico Descriptio Puellae: los cabellos con el oro, el cuello blanco con la nieve, la tez con las mejillas rosadas…

Lope de Vega

No queda más lustroso y cristalino
por altas sierras el arroyo helado
ni está más negro el ébano labrado
ni más azul la flor del verde lino;

más rubio el oro que de Oriente vino,
ni más puro, lascivo y regalado

espira olor el ámbar estimado
ni está en la concha el carmesí más fino,

que frente, cejas, ojos y cabellos
aliento y boca de mi ninfa bella,
angélica figura en vista humana;

que puesto que ella se parece a ellos
vivos están allá, muertos sin ella,
cristal, ébano, lino, oro, ámbar, grana.

En este poema, Lope de Vega describe a su amada, su cuerpo, su cabello, sus ojos, su olor, etc, comparándolos con elementos de la naturaleza como el cristal, el ébano, el lino, el oro, el ámbar y la grana, que nos sugieren pureza.

Veamos ahora un ejemplo un poco más contemporáneo:

Pablo Neruda

BELLA,
como en la piedra fresca
del manantial, el agua
abre un ancho relámpago de espuma,
así es la sonrisa en tu rostro,
bella.

Bella,
de finas manos y delgados pies

como un caballito de plata,
andando, flor del mundo,
así te veo,
bella.

Bella,
con un nido de cobre enmarañado
en tu cabeza, un nido
color de miel sombría

donde mi corazón arde y reposa,
bella.

Bella,
no te caben los ojos en la cara,

no te caben los ojos en la tierra.
Hay países, hay ríos
en tus ojos,
mi patria está en tus ojos,
yo camino por ellos,
ellos dan luz al mundo

por donde yo camino,
bella.

Bella,
tus senos son como dos panes hechos
de tierra cereal y luna de oro,
bella.

Bella,
tu cintura
la hizo mi brazo como un río
cuando
pasó mil años por tu dulce cuerpo,
bella.

Bella,
no hay nada como tus caderas,

tal vez la tierra tiene
en algún sitio oculto
la curva y el aroma de tu cuerpo,
tal vez en algún sitio,
bella.

Bella, mi bella,
tu voz, tu piel, tus uñas
bella, mi bella,
tu ser, tu luz, tu sombra,
bella,

todo eso es mío, bella,
todo eso es mío, mía,
cuando andas o reposas,
cuando cantas o duermes,
cuando sufres o sueñas,
siempre,
cuando estás cerca o lejos,
siempre,
eres mía, mi bella,
siempre.

Este poema de Pablo Neruda es un claro ejemplo del uso del tópico Descriptio Puellae, pues describe muy detenidamente cada parte del cuerpo de la chica. Como podemos ver el ideal de belleza no es el mismo que en el del siglo de oro ni en el barroco, pero aún así describe la belleza ideal de su momento, con curvas en la cintura y caderas. La descripción va más allá de la cara y el cuello, rompe con el pensamiento antiguo del pecado carnal, describe las curvas de la mujer, un elemento muy sensual, y nos habla de poseerla. Tampoco se centra en la clase social de la mujer, pues en su época la idea del amor noble no tiene importancia, no existen las clases sociales como impedimento para el amor.

Ahora veremos un ejemplo de Descriptio Puellae en la actualidad, en una canción de un grupo de música que se llama Estopa, y la canción se titula Como Camarón:

Superior a mí
es la fuerza que me lleva
en el pulso que mantengo
con la oscuridad que tiñen
de oscuro tus ojos negros.

Y que me cuentas del tiempo
que pasa en tu pestañeo
que me trae por esta calle
de amargura y de lamento.

Que yo sé que la sonrisa
que se dibuja en tu cara
tiene que ver con la brisa
que abanica tu mirada.

Tan despacio y tan deprisa
tan normal y tan extraña
yo me parto la camisa
como Camarón

tu te rompes las entrañas
me trepas como una araña
bebes del sudor que empaña
el cristal de mi habitación

y después por la mañana
despierto y no tengo alas
llevo 10 horas durmiendo
y mi almohada está empapada
todo había sido un sueño
muy real y muy profundo
tus ojos no tienen dueño
porque no son de este mundo.

Que no te quiero mirar
pero es que cierro los ojos
y hasta te veo por dentro
te veo en un lado y en otro
en cada foto, en cada espejo
y en las paradas del metro

y en los ojos de la gente
hasta en las sopas mas calientes
loco yo me estoy volviendo.

Que yo sé que la sonrisa…

A veces me confundo
y pico a tu vecina
esa del segundo
que vende cosa fina
a veces te espero
en el bar de la esquina
con la mirada fija en tu portería
y a veces me como de un bocao el mundo
y a veces te siento
y a veces te tumbo
a veces te leo un beso en los labios
pero como yo no me atrevo
me corto y me abro.

Que yo sé que la sonrisa…

Esta canción nos habla de una chica que es muy guapa pero a la vez es descrita como una fiera, como en esta frase “tú me rompes las entrañas, me trepas como una araña, bebes del sudor que empaña, el cristal de mi habitación”. La idealizan cuando dicen “tus ojos no tienen dueño porque no son de este mundo.”. Esta chica no es como las de las descripciones de Garcilaso, Petrarca o Lope, es una chica morena con los ojos negros que es una fiera, para este grupo de música éste es su ideal de belleza.

Ahora mostraré otra Descriptio Puellae de un cantautor americano Jesse McCartney, que a mi parecer es muy claro, la canción se titula “My Baby”:

She steps to the groove
Her body in tune
She stops the whole room
She got to everybody
The red of her lips
So hard to resist
The curve to her hip

I gotta tell somebody

(PRE-CHORUS)

I’m helplessly falling into your eyes like (whoaoa)
I’m hopelessly in love for the first time like (whoaoa)

(CHORUS)
Gotta make ya my baby
Wanna make ya my baby

Gotta make ya my baby
Wanna make ya my baby
Gotta make ya my baby
Wanna make ya my baby
Gotta make ya my baby
My baby

She throws me a sigh
A wink in her smile
I stopped and I died
Could she be looking at me
With nothing to prove
She’s making her move
And as she walked through
Leaned in to tell me something

(PRE-CHORUS)

(CHORUS)

She took my hand and led me cross the dance floor
Everybody watching like oh no
The kind of girl you could only ever pray for
All the cameras flashing like oh no no no no
And as we left together
She whispered something soft and sweet so right
She said I’d love to love you all through the night

(PRE-CHORUS)

(CHORUS)

Gotta make ya
My baby
Wanna make ya
My baby (ALL X3)

Esta canción también nos habla de una chica muy guapa: Ella anda por la ranura, su cuerpo va en consonancia, ella hace parar toda la sala, ella llega a todo el mundo, el rojo de sus labios, es muy difícil de resistir, la curva de sus caderas… Nos describe a la chica en cuestión, la idealiza, es tan bella que enamora a todo el mundo y concretamente a él cuando dice: estoy cayendo en tus ojos sin poder hacer nada, irremediablemente me estoy enamorando de ti. Posteriormente en el estribillo dice que quiere que esta chica sea suya, y lo va a hacer o por lo menos lo va a intentar. Esta chica es dulce pero seductora a la vez por su manera de hacer las cosas y por su gran belleza.

CONCLUSIÓN

La conclusión que saco de este trabajo y de la búsqueda que he realizado es que cada época tiene un ideal de belleza diferente que ha ido unido a la evolución del papel de la mujer en la sociedad. No sólo cambia según la época histórica, sino que también es diferente en cada lugar, pues hay un enorme cambio en la Descriptio Puellae de Estopa y la de Jesse McCartney. Quizás en España el ideal de belleza es una mujer más de raza, morena, con un carácter fuerte, es decir, fiera y apasionada. En cambio, en Norteamérica puede ser que el modelo ideal de belleza sea una mujer como un caramelito, es decir, dulce, colegiala, con los labios rosados…

Xènia Lorente

3 pensamientos en “DESCRIPTIO PUELLAE

  1. Muy completa tu entrada. Hay que destacar que el canon de belleza es un hecho cultural sujeto a variaciones enormes y que el tópico “descriptio puellae” tiene un desarrollo y un significado muy precisos en la poesía de los siglos de oro que estamos trabajando. Evidentemente, hay muchos ejemplos de este ideal (también de la belleza masculina) y múltiples parodias del mismo; los poetas son conscientes dle abuso del tópico y que las metáforas ya fosilizadas (cabello = oro o sol; dientes = perlas; labios = rubíes, claveles, coral, blancura de la piel = nieve o azucena, etc., etc.) pueden resultar ridículas. Por ejemplo, este soneto de Quevedo:
    Sol os llamó mi lengua pecadora,
    y desmintióme a boca llena el cielo;
    luz os dije que dábades al suelo,
    y opúsose un candil que alumbra y llora.
    Tan creído tuvistes ser aurora,
    que amanecer quisistes con desvelo;
    en vos llamé rubí lo que mi abuelo
    llamara labio y jeta comedora.
    Codicia os puse de vender los dientes,
    diciendo que eran perlas; por ser bellos,
    llamé los rizos minas de oro ardientes.
    Pero si fueran de oro los cabellos,
    calvo su casco fuera, y, diligentes,
    mis dedos los pelaran por vendellos.
    Y en la línea, este interesante “realismo” del propio William Shakespeare:
    My mistress’ eyes are nothing like the sun;
    Coral is far more red than her lips’ red;
    If snow be white, why then her breasts are dun;
    If hairs be wires, black wires grow on her head.
    I have seen roses damasked, red and white,
    But no such roses see I in her cheeks;
    And in some perfumes is there more delight
    Than in the breath that from my mistress reeks.
    I love to hear her speak, yet well I know
    That music hath a far more pleasing sound;
    I grant I never saw a goddess go;
    My mistress when she walks treads on the ground.
    And yet, by heaven, I think my love as rare
    As any she belied with false compare.
    Ah, y sobre todo recuerda que la belleza está en los ojos que miran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s