LUCES Y SOMBRAS (DE BOHEMIA)

Bien, se acaba el curso y he aquí vuestra última tarea después de leer y comentar en clase “Luces de bohemia” de Valle-Inclán. Se trata de escribir un texto breve (expositivo-argumentativo, de unas 10 líneas) sobre la siguiente cuestión: a pesar de casi los cien años transcurridos, ¿sigue siendo actual esta obra? ¿en qué aspectos la crítica de Valle tiene vigencia?, ¿es el esperpento una forma fiel de reflejar la sociedad española? Para ello, podéis citar fragmentos de la obra y buscar paralelismos en nuestra sociedad actual.

Como capricho expresionista y goyesco (y despedida final) me gustaría, si es posible, que añadieseis un autorretrato esperpéntico, deformado en un espejo cóncavo (no será necesario pasearse por el Callejón del Gato y nos bastará con utilizar alguno de los divertidos efectos especiales que tienen las webcams de vuestros ordenadores. ¿no os parece que sería un divertido punto y final para nuestro blog?

Ah, por cierto, recordad que nos quedan las Luciérnagas de Ana María Matute como lectura veraniega (una dura novela ambientada en la guerra civil española que, aunque triste, está cargada de ternura, magia y poesía, como toda la obra de su autora). Ya la comentaremos después del verano y os facilitaré material bibliográfico y guía de lectura por si alguno de vosotros se presenta a selectividad por la materia el 2013…

Un pensamiento en “LUCES Y SOMBRAS (DE BOHEMIA)

  1. Hola Víctor,
    Creo que Luces de Bohemia tiene muchas similitudes con la sociedad actual. O con nuestro país de pandereta, así es como lo llaman. Sólo hace falta ver los casos de corrupción, favores y brutalidad policial entre otros ejemplos.
    Unas de las similitudes que encuentro hoy día con la novela son sus comparaciones de España con el resto de Europa. Frases como las que pronuncia Máximo Estrella como España es una deformación grotesca de la civilización europea o las constantes críticas de Gay Peregrino, que había vivido en Inglaterra, me recuerdan aquellas que tanto se oyen en la calle como “España es la vergüenza de la UE”, “qué vergüenza de país de Charanga y Pandereta”, “en Alemania estas cosas no pasan” o “en Inglaterra tienes más ayudas sociales”… Quizás económicamente no estemos peor (aún) que Grecia y Portugal, pero si miramos nuestra sociedad, los casos de corrupción, escándalos y demás nos da mucho que pensar. Un país donde igual que critica la novela partimos desde la ignorancia, el dinero y la cultura del bar para construir nuestra sociedad.
    El personaje Basilio Soulinake (que al ser extranjero y tener estudios de medicina cree erróneamente que Max no está muerto, en medio del velatorio dando falsas esperanzas a Madame Collet y su hija) me recuerda a Alemania: tanto ser extranjeros y estar mejor que España por la misma regla tendrán que tener la fórmula para salir de la crisis cuando su rescate bancario no ha servido para absolutamente nada, solo para malgastar fondos europeos.
    Y es que con las distintas frases de la obra que argumentan que en este país solo se premia a los ladrones y no compensa el esfuerzo da muchos ejemplos de la situación de hoy en día: la amnistía a los especuladores, los recortes en investigación, la corrupción que llega hasta a la casa real…
    Un pasaje de la obra que refleja una realidad social actual es la del ministro y como gasta luego el dinero Max. La escena del ministro se podría traducir igualmente a los favores entre los empresarios, cargos públicos y altos funcionarios, prestando dinero de las arcas para uso privado. Sino mirad el juez Carlos Divar, que con dinero público se pagaba unas vacaciones en Marbella cada verano, entre otros muchos ejemplos. Otra crítica a la poca profesionalidad de los funcionarios se encuentra en la escena séptima, cuando se van la redacción del diario. Como gasta el dinero Don Max, cuando se va a un restaurante burgués viviendo en la miseria me recuerda a como vivíamos en la década de los 2000: Con un sueldo mileurista y endeudados hasta el cuello la mayoría vivía una vida de lujos, de coches caros, de segundas residencias con piscinas, de vacaciones en Bali…En fin, de aparentar y vivir lo que no éramos.
    El paria catalán me recuerda al movimiento del 15M con esas ideas tan revolucionarias. Otra similitud con la actualidad es ese afán de la gente de opinar sobre política debatiendo qué sistema sería mejor aunque no sepan ni papa de política. Las numerosas manifestaciones que hay en la calle actualmente o la huelga de los mineros en Asturias me recuerdan a las huelgas y disturbios obreros que hay en Madrid durante el transcurso de la obra.
    El hecho que los distintos burgueses y propietarios de negocios se pongan de parte de la autoridad aun viendo la escena de la madre y el niño muerto me recuerda a aquellos propietarios de establecimientos turísticos de la Puerta del Sol y Plaça Catalunya que se quejaban de los indignados por el hecho que hacían bajar sus vendas y defendían las brutales actuaciones de los Mossos durante el desalojo.
    Y es que aunque todo el país se va a la mierda, somos rescatados, nos hemos endeudado con una deuda que la acabaran pagando los hijos de nuestros hijos, nos recortan el sueldo, las becas, las prestaciones, los servicios y el presidente de Bankia se va a su chalet en las Bahamas con una millonada en el bolsillo igualmente gritaremos como el loro un gran y alto ¡Viva España! cuando la selección gane la Eurocopa.
    Marc Masguret

    VIDEO OBRA TEATRAL: http://www.youtube.com/watch?v=atdfV47UeIU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s